Bases moleculares de la patología

El estudio de los mecanismos moleculares ligados a una enfermedad es un punto de partida crucial para poder comprender y tratar la patología. En esta área se contemplan los trabajos con modelos animales y celulares que se enfocan en el estudio de los mecanismos e interacciones moleculares que subyacen a las distintas enfermedades.

Nuevas aproximaciones terapéuticas

Esta área se centra en el desarrollo y aplicación de técnicas novedosas en sistemas biológicos con un propósito médico. Un ejemplo de ello podrían ser los nuevos avances en nanotecnología, microfluídica o terapia génica.

Farmacología

En este campo se contempla el descubrimiento y evaluación de nuevos fármacos, incluyendo su interacción con variantes genéticas humanas con una meta enfocada a la medicina personalizada (farmacogenética). Dentro de este campo también se contempla la investigación del procesamiento y el efecto de fármacos en el organismo (farmacodinámica y farmacocinética).

Ciencias ómicas y bioinformática

La obtención masiva de datos de sistemas biológicos ha revolucionado la biología, permitiendo formular y responder preguntas hasta ahora inasequibles a las técnicas convencionales de biología molecular. El manejo de los datos ómicos requiere de técnicas de computación y procesamiento de datos especiales para poder convertir toda esta información en conocimiento.

Reproducción y biología del desarrollo

El crecimiento y desarrollo de un organismo es importante para comprender cómo funciona en la fase adulta. El control genético en el crecimiento celular, la diferenciación celular y la morfogénesis son tres aspectos a considerar en este área, así como como cualquier técnica relacionada con la reproducción humana.

Regulación e ingeniería genética

Desde el descubrimiento de herramientas de edición génica (TALENs, CRISPR, …) nos acercamos cada vez más a sistemas de medicina de precisión. Asimismo, dentro de esta área se consideran metodologías encaminadas a la regulación génica, desde el gen a la proteína.

Microbiología y parasitología

Un gran número de los microorganismos que pueblan la biosfera tienen una gran relevancia clínica. Muchos de ellos son beneficiosos, e incluso necesarios para la salud del ser humano, mientras que los agentes infecciosos siguen siendo uno de los principales motivos de enfermedad en todo el mundo, siendo la resistencia a antibióticos uno de los próximos retos del siglo XXI.